Rafael Juan: “Habría que desarrollar las infraestructuras necesarias como la gratuidad de la AP-7”

Entrevista Safor Empresa. Mayo 2017

Conversamos con Rafael Juan, presidente de FAES, a quien le entusiasman las nuevas tecnologías y las RRSS.

¿Cuál es el último proyecto empresarial que ha iniciado y qué recorrido espera de este negocio?
Siempre estamos desarrollando proyectos nuevos, entre los últimos que pondremos en funcionamiento este año destacan nuestras nuevas instalaciones de distribución en Sevilla, una línea de pan en Gandia, nuestra nueva gama de cremas de verduras y el desarrollo de bollería congelada.
Con ellos esperamos continuar creciendo en nuestros mercados más cercanos, sobre todo en España, Portugal y Francia.

¿Qué opina sobre la situación actual del sector empresarial en la Safor y sus expectativas para los próximos años?
La economía en la Safor está siguiendo la misma dinámica que vemos en la Comunitat Valenciana. Destaca el crecimiento del turismo y la incipiente recuperación de la industria, y como consecuencia el sector servicios está contribuyendo a la recuperación de la economía comarcal y al movimiento del sector inmobiliario que comienza su recuperación después de muchos años de escasa actividad.
A pesar de ello queda, todavía mucho recorrido para recuperar el nivel de empleo deseable para que muchas personas y familias superen una larga travesía de pérdida de poder adquisitivo, y sobre todo para que nuestros jóvenes puedan encontrar aquí un empleo acorde con su nivel de formación.

¿Qué propuestas o iniciativas se le ocurren para dinamizar o impulsar la actividad empresarial en nuestra comarca?
Desde FAES hemos trabajado mucho esta cuestión. La industria que en el siglo pasado fue el motor económico de la comarca debe recuperar el peso que le corresponde para tener una economía saludable. Ello requiere un esfuerzo importante en infraestructuras que permitan a la Safor ser atractiva para este importante sector económico.
Habría que desarrollar las infraestructuras necesarias, como gratuidad de la AP7 con una salida en Gandia que enlace con la autovía del Morquí que asimismo debería concluirse, y otra al sur de Oliva. De manera que la AP7 se convierta en la imprescindible circunvalación comarcal tan demandada por los empresarios y las poblaciones afectadas a sur de la Safor.
También desarrollar el ferrocarril, con la línea Gandia-Dénia y el desdoblamiento Gandia-Cullera, que agilice la conexión con Valencia y Alicante. Y nos provea de una red de transporte público comarcal prácticamente inexistente en la actualidad.

Disponemos de muchos polígonos industriales con escasos servicios, la Generalitat ha dado un primer paso ofreciendo ayudas para subsanar este problema, pero por ahora son escasas y difíciles de llevar a cabo por los plazos establecidos. A pesar de ello es un paso importante que debería continuar los próximos años.
El sector turístico está mejorando su oferta y ello contribuirá a ofrecer productos de mayor calidad y valor añadido, pero se requiere la colaboración de todos los sectores involucrados, así como de todos los municipios de la Safor. Aquí la Mancomunitat podría desempeñar un papel más relevante de lo que ha sido hasta ahora.
Por último, incidir en la formación directiva como la herramienta imprescindible para hacer crecer nuestras empresas. Desde FAES colaboramos con ESIC, la CEV y Cámara Valencia, así como con la UPV y la Universitat de València, para ampliar la oferta formativa que permita a nuestros empresarios y directivos disponer de la formación continua que requieren tanto en materias específicas como generalistas como la gestión comercial o las habilidades directivas.
Debemos impulsar un centro de formación empresarial en la Safor. Es tan importante como disponer de escuelas, institutos o universidades, con la cercanía suficiente para que trabajo y estudio se puedan compaginar con facilidad. La formación es un requisito indispensable a lo largo de nuestra vida laboral, sin él la continuidad de las empresas va a estar seriamente amenazada, sobre todo en las empresas familiares que suponen prácticamente todo nuestro tejido empresarial.

¿Es la Safor una “buena plaza” para un emprendedor?
La Safor reúne unas condiciones excepcionales para emprender un proyecto empresarial, a pesar de las debilidades mencionadas tenemos importantes fortalezas:
En infraestructuras, pues estamos cerca de dos aeropuertos internacionales, dos de los puertos más importantes de España o la estación del AVE en Valencia.
Tenemos un clima excepcional, nuestra cultura abierta, nuestra gastronomía o nuestros increíbles paisajes tanto de playa, con las mejores playas del litoral mediterráneo, con los marjales de Gandia y Oliva, así como de montaña, con la excepcional vía verde del Serpis. Además de las tradiciones y el enorme patrimonio cultural o artístico de nuestras ciudades y pueblos.
También contamos con el magnífico campus universitario de la UPV en Gandia o el resort de Oliva Nova que son muy atractivos para el talento o los negocios.

¿Qué opinión le merece que se esté apostando por más emprendimiento y más iniciativas de autoempleo? ¿Están todos los que emprenden preparados para hacerlo? ¿Qué les falta?
El autoempleo es una apuesta importante que se debe favorecer desde las administraciones públicas, pero no es, ni mucho menos, una panacea. Ser empresario requiere de una formación específica en el sector en que se desarrolle la empresa y también de habilidades directivas y financieras que muchas veces no se dan en los emprendedores y les conducen al fracaso.
Una buena solución es acudir a alguno de los centros de emprendedores que se han creado recientemente, en ellos les van a proveer de los contactos e información necesaria para complementar su conocimiento específico. De lo contrario habrá que contar con los servicios de consultoría profesional adecuados en cada caso.
Pero no olvidemos que la economía requiere empresas con un tamaño suficiente para que puedan innovar o internacionalizarse. Para ello es imprescindible un tamaño mínimo que les permita tener la estructura para desarrollarse y el autoempleo no resuelve, ni mucho menos, el problema. En nuestra comarca y también la Comunitat Valenciana hay muchas empresas, no hemos parado de crecer en número durante los últimos años. Lo que hace falta ahora es impulsar su tamaño para que se consoliden y creen empleo.

¿Cómo está afectando la transformación digital (innovación tecnológica e internet en general) a la empresa de hoy?
La revolución tecnológica está afectando a todos los sectores y lo va a hacer más aún en el futuro. Las empresas tendrán que continuar adaptándose, o mejor todavía, impulsar el cambio tecnológico dentro de su propio sector de actividad.
Los puestos de trabajo van a continuar transformándose, con nuevas funciones y desapareciendo otras. No debemos ser espectadores, habrá que formarse y adaptarse con rapidez a los cambios si no queremos quedar fuera de juego.
La buena noticia es que España está a la vanguardia en la adopción de la tecnología y ello nos va a permitir ser más productivos que otros países a los que se había trasladado la industria en el pasado.

Sin entrar a juzgar las circunstancias, es obvio que muchos trabajadores de nuestro país tienen sueldos muy justos para llegar a fin de mes. ¿Qué les recomendaría?
La crisis llevó al cierre a muchas empresas y dejó a otras muchas tocadas de muerte, lo que ha producido unas tasas de desempleo desconocidas en nuestra historia reciente. Ello ha tenido consecuencias dramáticas para muchas personas que han visto reducirse su poder adquisitivo de una forma significativa. Llevando a muchas familias a una situación insostenible y desesperante.
Sin embargo, si miramos décadas atrás la situación de España es significativamente mejor que en los 80’s o 90’s cuando otras crisis en la industria o la construcción produjeron situaciones similares, pero sin muchas de las ayudas sociales que existen en la actualidad.
No quiere decir que haya que conformarse, ni mucho menos. Lo primero es intentar evitar situaciones de abuso que pueden conducir a que se acepten condiciones de trabajo que no sean legales. Por supuesto que depende de la situación de cada persona, reconociendo la dificultad o la desesperación que produce no disponer de los ingresos básicos para llevar una vida digna.
En segundo lugar, no conformarse con un trabajo muy por debajo de las aptitudes profesionales que uno tenga, especialmente en una persona joven cuya familia pueda ayudarle.
Y por último desarrollar la imaginación porque, como decíamos anteriormente, la tecnología está creando nuevos empleos a los cuales muchas personas no acceden, probablemente por no salir de su zona de confort. Esta puede ser una buena oportunidad para que desarrollemos nuevas actividades que con el tiempo nos ayuden a mejorar los ingresos de una forma significativa.

3 comentarios en “Rafael Juan: “Habría que desarrollar las infraestructuras necesarias como la gratuidad de la AP-7”

  1. Hola Rafael

    Sempre es parla d’emprenedoria i la seua carència recorrent a la manca de formació empresarial, del suport institucional i la carència d’infraestructures.

    Però la meua experiència recent a La Safor, encara que coincideix en el teu comentari, també apunta a un altre factor, l’escassa promoció des dels sectors empresarial, públic i formatiu de la “creativitat”.

    Hi ha institucions per a ajudar a l’emprenedoria, però encara no conec cap infraestructura que donen suport la “cura” d’idees, ni a les habilitats que porten a elles.

    M’agradaria iniciar un debat sobre aquest aspecte.

    Una abraçada / Borja Carbó

    1. Hola Borja, disculpa el retard a contestar-te. Compartisc l’opinió sobre la importància de la creativitat. És un tema que deu fomentar-se des de l’educació i també en les empreses, deixant espai i recursos per a aprofitar millor el talent de les persones. Salutacions.

      1. Hola Rafa.

        Acabe de veure el teu twitt on parles de què “són els empresaris els que deuen acostar-se a la Universitat per a dir-los el que els cal”. Com diuen anglesos: Totally agree.

        Precisament eixa és la crítica que he fet a la meua organització (SECOT – Seniors Españoles per a la COoperación Técnica). Fins ara la estratègia de promoure projectes empresarials als centres docents de La Safor no ha considerat la font dels problemes reals de la societat.

        Com a associació de voluntaris experts, no hem sabut tancar el cercle del triangle, Necessitat de l’empresa – Espenta creativa – Experiència laboral on SECOT actue com a catalitzador.

        Em sembla que hi ha una gran tasca per a fer en eixe camp a La Safor.
        Personalment i dins de la Missió-Visió de SECOT, considere que és possible una col·laboració FAES-Docents-SECOT per a portar a la societat de La Safor al nivell que es mereix.

        Salutacions / Borja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *