Entrevista a Carmen Orta, miembro del departamento de Administración y Marketing

Carmen Orta es otra de las personas que, con su talento, compromiso y esfuerzo, suponen el ingrediente fundamental para el desarrollo de nuestra empresa familiar.

Continuamos con la sección de entrevistas y lo hacemos con un miembro del equipo del departamento de Administración y Marketing a través de una entrevista en la que compartimos muchos recuerdos y bonitos momentos sobre la evolución de la empresa y la internacionalización. Para ello vuelvo a contar con la ayuda de mi querida amiga y periodista, Jéssica Cánovas.

Carmen compagina sus tareas propias del departamento de Gestión de Clientes con algunas del departamento de Marketing. A ella siempre le ha interesado conocer nuevas áreas de la empresa y desde este último año se encarga de ciertas tareas relacionadas con las ferias en las que Vicky Foods participa.

1. Llevas alrededor de 6 años en Vicky Foods y actualmente formas parte del departamento de Administración y Marketing. ¿Cómo empezó tu aventura en la empresa? ¿Qué te movió para buscar a Vicky Foods a la hora de desarrollar tus prácticas y tu trabajo final de Máster?

Carmen: Cuando acabé el Máster Universitario en Internacionalización Económica en Valencia tenía que buscar las prácticas y desarrollar el trabajo final de máster. Fue en ese momento, cuando empecé a buscar empresas de la zona que estuviesen internacionalizadas. La primera en la que pensé fue Vicky Foods, y tras comprobar que estaba internacionalizada y que contaba con un departamento internacional, decidí enviar el currículum. Afortunadamente me llamaron para realizar las prácticas en la empresa.

2. ¿Cómo recuerdas esos inicios? ¿Qué opciones te dieron para poder ejecutarlas?¿Cómo te hicieron sentir en ese momento y durante el periodo de prácticas?

C: Cuando empecé en Vicky Foods era de las pocas becarias que había habido en la empresa. Quería formar parte del departamento internacional, pero en ese momento no había ningún puesto vacante. Sin embargo, me propusieron un proyecto muy interesante que consistía en analizar la distribución a nivel nacional. Desde el principio me sentí parte del equipo y muy querida. Fue una experiencia muy buena.

3. ¿En qué te centraste como becaria?

C: Durante un tiempo estuve analizando cómo se distribuían las ventas a nivel nacional, y así poder comprobar en qué zonas estábamos mejor implantados. A continuación, serví de apoyo al departamento de gestión de clientes que es donde trabajo actualmente.

4. Acaba el periodo de prácticas y… ¿a qué te enfrentas?

C: En ese momento tenía mucho interés y mucha ilusión en quedarme. La experiencia había sido muy gratificante y quería formar parte de una empresa tan importante como es Vicky Foods.

5. A día de hoy, ¿cuáles son los pasos que has dado dentro de la empresa hasta llegar hasta donde te encuentras? ¿Cuáles son tus funciones? ¿Qué es lo que destacarías de tu trabajo?

C: Cuando acabé las prácticas, mi deseo era trabajar en la empresa. Salió un puesto vacante en Marketing, sabía que podía dar el 100% de mí, pero era consciente de que carecía de la experiencia requerida y de que había gente más preparada que yo. A pesar de eso, decidí presentarme al proceso de selección, aunque finalmente no me cogieron. No fue hasta un par de semanas después, y tras una remodelación del departamento comercial, cuando me llamaron para hacerme una entrevista. Para mí lo mejor es el equipo humano, la gente con la que trabajo. No somos un equipo de trabajo, somos una gran familia. Nos ayudamos en todo.

6. Hablemos sobre el equipo, ¿qué piensas de las personas que te rodean en la empresa? ¿Crees que se tienen en cuenta las ideas a la hora de trabajar en equipo?

C: A nivel emocional no puedo estar más que agradecida con lo que me he encontrado aquí. Y a nivel profesional puedo decir que estoy rodeada de personas muy competentes y que la empresa lleva a cabo procesos de selección muy exigentes donde contratan a gente con mucho talento.
A pesar de que Vicky Foods tiene más de 2.400 trabajadores, la empresa cuenta con oficinas diáfanas, lo que elimina las barreras y permite tener acceso a cualquier trabajador o jefe sin distinción. Es fácil comentar tus ideas y aportar opiniones. Cuando terminé mi trabajo, yo misma tuve la oportunidad de poder comprobar que las ideas se tienen en cuenta y que los trabajadores son escuchados. Si una idea es buena, la tienen en consideración, la analizan, la valoran e incluso la llevan a cabo, como fue mi caso.

7. En lo que se refiere al Trabajo Final de Máster, uno de los aspectos que abordaste fue la internacionalización que estaba llevando a cabo Vicky Foods en Argelia con la planta de producción. ¿Cómo estáis viviendo todo el proceso de internacionalización?

C: Una parte de mi trabajo final de máster fue, por un lado, analizar la distribución y, por otro, analizar el proceso de internacionalización que se estaba llevando a cabo en la empresa. En 2002 las ventas sobre el total de la facturación suponían tan solo un 2%, mientras que en el momento en el que hice el trabajo ya suponían casi un 14%. Actualmente, estamos alrededor de un 17%. Lo que refleja la clara vocación internacional que tiene la empresa.
La internacionalización ha sido uno de los factores que ha permitido que muchas empresas no fracasasen. Muchas de ellas tuvieron que plantearse vender fuera y Vicky Foods empezó desde el principio con una estrategia clara y apostando por ella.

8. Aprovechamos esta entrevista para felicitarte porque, en breve, serás madre. En ese sentido, ¿crees que en la empresa se dan todas las facilidades para conciliar el trabajo y la maternidad?

C: Tenemos un horario muy flexible, no solo siendo madre; si cumples tus horas, si necesitas salir antes o entrar más tarde al trabajo porque tienes que llevar a los niños al colegio, te ponen todas las facilidades del mundo. También si tus circunstancias lo requieren en ese momento, puedes solicitar jornada reducida durante unos años.

9. ¿Qué opinas sobre el papel de la mujer en la empresa? ¿Se las tiene en cuenta y se les ayuda a crecer profesionalmente?

C: Quedan pasos por recorrer en todos los niveles de la sociedad, pero en Vicky Foods se están dando los pasos adecuados para encauzarlo. Casi el 50% de la plantilla son mujeres, de hecho, la jefa de fábrica es mujer. En mi caso, estoy en el departamento de gestión de clientes, pero me han dado la oportunidad de poder ayudar en el departamento de Marketing y conocer más áreas de la empresa.

10. ¿Qué te parece el cambio de nombre de la compañía? Un homenaje a Victoria Fernández y que plasma esa apuesta por la internacionalización que estábamos comentando.

C: Es una apuesta arriesgada pero ganadora. Siendo sinceros, Dulcesol es el nombre que ha llevado la empresa durante más de 50 años y a los trabajadores esto les va a suponer un proceso de adaptación, pero es un guiño a los mercados internacionales; ya que cada vez estamos más presentes en nuevos mercados, acudimos a más ferias y vendemos en más países. En lo que se refiere a la parte emocional, es un gesto muy bonito porque es un homenaje a la fundadora de la empresa, ya que es como cariñosamente le llaman sus nietos. El cambio es muy bueno y me parece muy acertado.

11. Rafa, felicitábamos a Carmen por su maternidad y destacábamos la importancia de que desde la empresa se aporten esas facilidades que ayuden a conciliar el trabajo con la maternidad. ¿Cómo se ha evolucionado, en esta cuestión, desde la empresa?

Rafa: Hace muchos años las cosas las veíamos de otra manera. Pensábamos que la maternidad era un problema por las bajas, ya que teníamos que formar personas para que pudieran sustituir a las mujeres que tenían familia y esto lo veíamos como un inconveniente.

Lo cierto es que poco a poco nos fuimos dando cuenta de que perdíamos mucho talento si no éramos capaces de aprovechar el gran potencial de las personas y ser capaces de fomentar la conciliación de la vida familiar y laboral.

Cuando empezamos a darnos cuenta de ello, ya hace muchos años, decidimos darle la vuelta y pensar que si las mujeres eran una parte muy importante de la plantilla, sobretodo en determinadas áreas, había que buscar alternativas y nuevas opciones.

Añadiendo a lo que comentaba Carmen, hay áreas que; por circunstancias probablemente culturales o de posibilidades a la hora de hacer nuevas contrataciones, cuentan con mucha más presencia femenina.

Por lo tanto, teníamos que ser capaces de aprovechar ese talento, generar las posibilidades y adaptarnos para que que las mujeres pudieran sentirse realizadas, ser madres y compaginar la vida laboral y familiar. En este aspecto, hemos progresado mucho y Carmen es una prueba de ello. En este momento, la presencia femenina es muy importante y en cargos de responsabilidad lo va siendo cada vez más.

12. Con Carmen tenemos un nuevo caso de estudiante que se forma profesionalmente en la empresa y acaba formando parte de la plantilla. 

R: Cualquier persona que se incorpora a la empresa, tanto para prácticas como para trabajar, pasa siempre por un proceso de selección que intentamos que sea objetivo basado en el talento y en lo que nos pueda aportar la persona en el puesto concreto.

En el caso de Carmen, teníamos una vacante que cubrir en el departamento comercial: gestión de clientes y por su formación y por el hecho de haber realizado las prácticas aquí, su perfil se ajustaba perfectamente al puesto.

Eso para nosotros, supuso una ventaja enorme porque ya conocía la empresa, a muchos de los compañeros y muchas de las personas que trabajamos aquí y supone un plus a la hora de empezar a trabajar. La persona que empieza de cero no conoce todo esto y siempre necesita un periodo de adaptación.

Carmen tiene mucho talento, lo aprovechamos cuando hizo las prácticas, después hemos continuado creciendo con su talento y me gustaría que continuara aportando su gran capacidad de trabajo durante muchos años.

13. Entre sus funciones, comentaba, se encuentra la gestión de las ferias en las que participa la compañía. Habéis viajado hasta Shanghái y ya habéis recorrido muchos puntos de Europa. ¿Por qué es tan importante para Vicky Foods estar presente en ellas?

R: Las ferias son siempre un escaparate frente a potenciales nuevos clientes, te permiten ampliar la red de contactos y también te ayudan a fortalecer la imagen de la empresa.

Hace más de 30 años que participamos en ferias internacionales y, en el caso de Shanghái, en este momento queremos tener una mayor penetración en China.

Por este motivo, decidimos acudir a aquellas ferias del sector en los países donde queremos tener una mayor penetración. Las ferias son un escaparate importante y muchas veces la primera toma de contacto con clientes internacionales.

De hecho, por ejemplo, en Argelia, donde tenemos una planta de producción, el primer contacto con nuestro socio fue en una feria en el país. Son un punto de encuentro y a ellas acudimos no a vender, sino a tener contactos y mostrarles a los clientes todas las novedades que se han desarrollado.

14. ¿Cuáles son los próximos retos a nivel de internacionalización? ¿Qué objetivos os habéis marcado con vistas a los próximos años?

R: La internacionalización es una palanca de crecimiento muy importante como ha comentado Carmen. En 2008 representaba apenas un 2% de nuestra cifra de negocio, en estos momentos estamos ya en el 17% y esperamos, en breve, alcanzar el 20%. Casi hemos multiplicado por 10, en una década, la participación de las ventas internacionales que aportan al grupo.

Por tanto, hay que seguir apostando por ello porque en España tenemos ya, en algunas categorías, una gran limitación para crecer y si queremos continuar aportando valor tiene que ser, también, a través de la internacionalización; una palanca muy importante para Vicky Foods. Y vamos a seguir dedicando muchos recursos a ello.

15. ¿Qué crees que aporta Carmen a la empresa?

R: Carmen nos aporta mucho talento. El hecho de que una persona como ella que se incorporó haciendo prácticas, lleva ya unos cuantos años trabajando en la empresa; y, además, con proyección de abordar nuevos retos y con la disposición de hacerlo; para nosotros es muy importante. Precisamente lo que buscamos son personas como Carmen que quieran seguir creciendo profesionalmente en la empresa.

Para Vicky Foods, el reto máximo es aprovechar al máximo el talento de las personas, que sean felices en la empresa, disfruten con el trabajo y con los compañeros y que quieran seguir creciendo profesionalmente aquí.

Desde el punto de vista de la gestión del talento es lo más importante y, por eso, nos sentimos muy orgullosos de tener colaboradores como Carmen que cumplen perfectamente con todas las premisas necesarias para seguir creciendo en la empresa. Esperamos que, tras la maternidad, continúe con esa progresión que ha tenido durante todos estos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *